Today’s Bytes: Cuándo el éxito se le sube a la cabeza a gente brillante y muy exitosa…

 

La Revolución del Conocimiento ya ha venido cambiando el mundo y ha producido muchos emprendedores exitosos, donde un buen número de ellos se han hecho extraordinariamente ricos. Son nuevos ricos, pero lo han logrado no robándole a otros o basándose en la corrupción, sino por visión, inteligencia, persistencia, habilidad de negocios, trabajo fuerte y suerte.

Especial de Laszlo Beke

Algunos de ellos se han vuelto tan exitosos, que llega un momento en el cual se sienten capaces de hacer cualquier cosa y de cambiar el mundo bajo sus condiciones en todos y en cualquier terreno. Un ejemplo de esto es Elon Musk. Ha sido un emprendedor excepcional, con éxitos como Tesla y SpaceX, y eventualmente terminó comprando Twitter buscando modificar el comportamiento humano. Veremos como le va en esa búsqueda.

Otra muestra del efecto que puede tener el éxito extraordinario y muy veloz, lo estamos observando con los directores/accionistas de OpenAI. OpenAI es la empresa que nació hace 7 años con el objetivo de cambiar al mundo, y ha causado sensación en el mundo desde Noviembre pasado cambiando la cara de Inteligencia Artificial con ChatGPT. OpenAI, el pasado viernes 17/11/23 entró en una mega-crisis:

– El pasado viernes 17/11,  el cofundador y estrella global de OpenAI, Sam Altman (38 años), fue despedido por la Junta Directiva, sin plantearse públicamente razones sólidas para ello. Al ser despedido Altman, también reunión renunció otro co-fundador, Greg Brockman (35 años).

– Fue sustituido como CEO por Mira Murati (34 años), la CTO de OpenAI.  Tres días después el lunes 20/11, ella a su vez fue sustituida por Emmett Shear (39 años), un emprendedor ex–CEO de Twitch.

– La Junta Directiva de OpenAI solo tiene 6 Directores, donde los más veteranos por diferentes razones se habían retirado en años recientes. Estos Directores, principalmente jóvenes brillantes que trabajan en la empresa, son también multimillonarios.

– La decisión de despido de Sam Altman por parte de la Junta Directiva fue el resultado de una decisión intempestiva y los accionistas y aliados principales no habían sido informados previamente. Esto último, preocupó especialmente a Microsoft, quién ha invertido US$13.000 millones en OPenAI y tiene su estrategia de crecimiento basada en Inteligencia Artificial y OpenAI.  El mundo corporativo donde se trabaja en forma planificada, una situación como esta es inaceptable.

– En los tres días posteriores al despido de Sam Altman, aparentemente hubo presiones internas y externas para el retorno de Altman y la salida de los otros directores. Eso terminó en la contratación inmediata de un CEO externo (Emmett Shear), procesos que generalmente duran meses o años.

– Microsoft no podía poner a riesgo su negocio y sus inversiones, así que una vez que quedó claro que Sam Altman no regresaba a OpenAI, lo contrató a él y a Greg Brockman para conformar y dirigir en un equipo de investigación de avanzada en Inteligencia Artificial dentro de Microsoft, con recursos financieros importantes asignados.

– OpenAI tiene 770 empleados, el mismo lunes 21/11, 700 de esos empleados firmaron unca carta indicando que podrían irse si no regresaba Altman. Microsoft está dispuesta a contratarlos. Aparentemente uno de los Directores de  OpenAI está arrepentido de la decisión tomada.

– En uno de los artículos incluidos, se detalla como Microsoft legalmente está protegida y puede tomar todas estas acciones.

– Esta telenovela corporativa y enfrentamiento seguramente será base para unas buenas películas futuras en Netflix u otra plataforma, por ahora seguiremos observando asombrados.

 


Se hace referencia a Microsoft doubles down on Sam Altman y OpenAI employees revolt after board names new CEO; Altman may head to Microsoft y OpenAI Staff Threatens Exodus, Jeopardizing Company’s Future. También aparece en mi Blog https://tinyurl.com/2emu8knw .