Protestas por todos lados en Maturín a un día del partido entre la Vinotinto y Ecuador

 

Protestas por todos lados en Maturín a un día del partido entre la Vinotinto y Ecuador

 

 

 

La mañana de este miércoles, ciudadanos manifestaron en reclamo a las fallas en el suministro de agua y al cambio de subsidiada a dolarizada de una estación de servicio.

Corresponsalía lapatilla.com

En ambas protestas, los manifestantes exigieron al gobernador chavista de Monagas, Ernesto Luna, atender estos problemas.

En el caso de la manifestación por combustible, los conductores cerraron desde temprano la avenida Bella Vista, una muy concurrida arteria vial que comunica el oeste con el resto de la ciudad.

Las personas denunciaron que luego de estar censados en la estación de servicio González para recibir gasolina subsidiada “de la noche a la mañana” esa gasolinera pasó a ser dolarizada.

Usuarios expresaron que unas 1.750 personas quedaron excluidas del subsidio de combustible, luego que la bomba comenzara a cobrar en dólares desde el pasado lunes por órdenes el Ministerio de Petróleo.

“Al Gobierno le gusta consultar todo, pero en esta ocasión no nos tomaron en cuenta para el cambio de modalidad de esta bomba. ¿Qué vamos hacer nosotros los ciudadanos de a pie que no tenemos dónde echar gasolina subsidiada, ya que las estaciones de servicio hicieron su censo y ahora quedamos por fuera?”, se preguntó José Leonett, uno de los manifestantes.

Casi en simultáneo, un grupo de habitantes de la población de Pararí ubicada en la vía hacia La Pica, protestaron frente a la sede de la gobernación chavista para exigir la sustitución de la bomba de agua por una de mayor potencia, así como la mala calidad del recurso hídrico que reciben.

Carmen Palacios, una de las afectadas por la situación, denunció que desde hace dos meses y medio se viene presentando el problema, en el que cientos de familias no reciben el servicio y las pocas donde apenas llega un poco de agua, presenta alta turbidez y mal olor.

Abuelos amotinados

No obstante, en la avenida principal de Los Guaritos, un nutrido grupo de personas de la tercera edad, manifestaron frente a la agencia bancaria del Banco de Venezuela ante su cierre imprevisto, afectando a miles de personas de esta comunidad.

Los ciudadanos señalaron que la gerencia del banco argumentó que este cierre se debe que presuntamente el arriendo del local fue aumentado de manera exorbitante, dinero que la entidad financiera no estaría en capacidad de cancelar.