Denuncian expediente viciado en caso de sindicalista de la construcción detenido en Bolívar

 

Desde el 7 de junio, compañeros, familiares y amigos no saben nada de Bladimir Josué Tremaria, presidente del Frente Unido de Trabajadores Socialistas del estado Bolívar (Futseb). Desde entonces las especulaciones en relación al caso han ido y venido, mientras que permanece el silencio de las fuentes oficiales.





Por Pableysa Ostos/Corresponsalía lapatilla.com

La petición de sus cercanos se ha hecho recurrente: libertad, lo que hasta ahora parece estar lejos. Asdrúbal López, secretario general de Futseb, denunció sobre el caso de Tremaria que “es un expediente que fue levantado por un sujeto que está preso, el general Gómez Pimentel, que es el autor, el que ordenó la persecución contra los miembros de este sindicato y el que ordenó la persecución contra la pequeña minería, contra personas que estaban trabajando en el sur, criminalizó la actividad de la pequeña minería junto con el general Ochoa, que también fue sacado de aquí del estado de Bolívar, acusado y señalado de corrupción”.

Según lo señalado por el dirigente sindical, ambos militares “fueron los que levantaron un acta policial en el año 2021, así comienza esta historia. Detienen a una parte, a unos compañeros del sindicato en el sector de Cambalache, que estaban ejerciendo allí una actividad como una empresa legalmente constituida. Se llevan por tres días a un trabajador de la construcción. Después que lo torturaron, lo secuestran y lo ponen a declarar contra Josué, un acta que nosotros vamos a impugnar, un acta procesal, porque en Venezuela una persona para ser detenida tiene que estar cometiendo un delito”.

De igual forma, afirmaron que el proceso legal de Tremaria no ha sido el correcto, ya que según ellos no pudo asistir ante el Ministerio Público (MP) con su abogado. “En acta, con dos testigos referenciales, piden una orden de captura a la Fiscalía Tercera y la Fiscalía 23 Nacional. Los fiscales no están para prestarse para ese tipo de violaciones constitucionales”.

El caso

Tremaria fue visto por última vez la noche del 7 de julio, cuando salía de un evento deportivo en la cancha de Dalla Costa, San Félix, rumbo a su casa en Puerto Ordaz, destino al que nunca llegó, ya que presuntamente en ese trayecto funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) lo detuvieron por los cargos de conspiración, tráfico de material estratégico, asociación para delinquir y encubrimiento.

“No le consiguen absolutamente ningún elemento de interés criminal. Lo presentan entre gallo y medianoche en un tribunal aquí en Puerto Ordaz y se lo llevan. No le permiten acceso todavía a su familia, sin una llamada. Y no nos querían juramentar a nosotros como abogados en esa causa. Yo tengo 22 años de abogado y ejerciendo el derecho penal y jamás había visto eso. Toda persona que es imputada o está detenida tiene derecho a un abogado”, comentó José Gregorio Beria, defensor legal de Tremaria.

En cuanto a los detalles sobre el caso, señalaron que en el expediente de la causa 091-FJP-12, hay tres personas imputadas de San Félix.

Durante la semana, el abogado consignó la primera diligencia de investigación, “porque nos juramentamos el martes 25 de julio, después de un amparo que tuvimos que meter al tribunal. Consignamos el martes, nos dieron las copias el viernes 28 de julio. Ya consignamos la primera dirigencia de investigación, porque él tiene derecho a defenderse y aprobar su inocencia. Eso es constitucional”, puntualizó Beria.

Entre las peticiones que hicieron está el traslado de Tremaria hasta alguna sede policial en Ciudad Guayana, así como una apelación contra la decisión de privativa de libertad.

Tres dirigentes en Bolívar

Tremaria es el tercer dirigente sindical detenido en menos de 2 meses en el estado Bolívar. Los otros dos son Daniel Romero y Leonardo Azócar, ambos del Comité Ejecutivo del Sindicato Único de los Trabajadores de la Siderúrgica Alfredo Maneiro de Sidor, quienes fueron aprehendidos el 12 de junio e imputados ante el MP por cuatro delitos.

Romero y Azócar fueron detenidos por pedir al Estado cumplir con beneficios contractuales de los trabajadores y el reintegro de sidoristas desincorporados. También denunciaron a Pedro Maldonado por hechos de corrupción en las empresas del holding CVG.

En el caso de Tremaria, su última actividad de protesta fue en marzo cuando marcharon desde el Centro Total de Entretenimiento (CTE) Cachamay hasta la sede principal de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) para pedir la destitución de quien era su presidente en ese entonces, Pedro Maldonado (hoy detenido por estar incurso en casos de corrupción).

Después de eso, las labores tanto de Tremaria como de la directiva del sindicato, se enfocaron en las escuelas ofreciendo planes de desmalezamiento, apoyando con dotación escolar, colaborando de esta manera con más de 50 planteles educativos del municipio Caroní.