Qué pasó con el pulpo Paul, el oráculo animal que acertó la victoria de España en el Mundial 2010

 

 

 

Para el público español y para los aficionados al fútbol en general será difícil de olvidar la historia del pulpo Paul. De repente, las televisiones de todo el mundo empezaron a cortar sus transmisiones para emitir cómo un cefalópodo elegía entre dos mejillones metidos en cajas con banderas de países para predecir quién iba a ganar los partidos del Mundial de 2010.

Por Diario AS

Paul vivía en un acuario en la ciudad alemana de Oberhausen. Sus inicios como oráculo comenzaron desde la Eurocopa de 2008, en la que ya acertó un 66% de los partidos que se le propusieron. Al principio solo respondía a los encuentros de Alemania, pero cuando llegaban las rondas finales se le planteaban todo tipo de disputas.

Su error en la final de la Eurocopa de 2008, donde eligió la caja de Alemania por encima de la de España, no evitó que en 2010 volviera a convertirse en un fenómeno de masas. Su ratio de acierto aumentó hasta el 100%, escogiendo la opción correcta desde la fase de grupos hasta la gran final en la que la selección se impuso a Países Bajos.

Murió con dos años y medio

El pulpo nació en Reino Unido, aunque rápidamente fue llevado al acuario Sea Life en el que vivía. Allí discurrió su vida y consiguió popularizar el criadero gracias a la gran trascendencia que alcanzó por sus predicciones. Sin embargo, no tuvo tiempo para conocer la fama en exceso, pues murió el 26 de octubre de 2010 por causas naturales.

Su fallecimiento entraba totalmente dentro de lo previsto, pues su variedad de cefalópodo acostumbra a vivir tan solo dos años. No estaba enfermo ni nada, simplemente “murió pacíficamente durante la noche”, según comunicó el acuario. Tras su muerte, el Sea Life le dedicó una estancia fija para que los visitantes supieran que el famoso cefalópodo había vivido allí.

Para seguir leyendo, clic AQUÍ.