“De espanto y brinco” los precios de los productos en mercados populares de Maracaibo

 

El alza desmesurada del dólar ha generado en el estado Zulia, el cierre temporal de los comercios, cuyos dueños alegan que no pueden calcular a tasa del BCV cuando ellos pagan a la tasa del mercado negro.

Por Corresponsalía

En el casco central de la ciudad lució este jueves visiblemente solo y desolado. El bullicio y la música que caracteriza al comerciante zuliano, hoy se apagó por la disparidad cambiaria del dólar BCV frente al dólar del mercado paralelo.

En los pocos negocios abiertos, se observó que calculaban los precios en bolívares con la tasa del Banco Central de Venezuela: un kilo de carne de segunda se ubicó en 50 bolívares (7 dólares por kg), cuando el pasado lunes tenía un costo de 5,5 dólares. El alza en los precios es considerable.

 

 

Algunos comerciantes consultados por La Patilla dijeron que prefieren cerrar sus santamarías mientras se establece un lineamiento y se estabilice el mercado cambiario, o se lleguen a acuerdos de que en todos los niveles de comercialización se maneje el mismo costo del dólar.

“Yo prefiero no vender y así me evito el mal rato de ir detenido o tener que dejarle a los funcionarios de gobierno 300 dólares o más para que no me cierren. De los distribuidores que tengo, nadie me cobra a tasa BCV. Por lo tanto, no puedo calcular a esa tasa, yo no voy a perder ni me voy a arruinar por los inventos del gobierno”, dijo un comerciante.

Mientas tanto los consumidores recorren varios comercios en busca de los mejores precios y los pocos locales que puedan conseguir abierto. Tanto para los usuarios como para comerciantes este jueves fue calificado como un “jueves negro”.

En el mercado Las Pulgas, el más grande y concurrido de la capital zuliana, el precio del dólar estaba siendo calculado en 9,50 y 10,00 bolívares.