Exceso de centralismo de la Zona Económica Especial divide expectativas de empresarios de Nueva Esparta

Un sector de los empresarios de la entidad alerta sobre la fuerza centralista de la LOZEE

 

 

 

 

La designación de Margarita como Zona Económica Especial despertó más escepticismo que optimismo en ciertos grupos empresariales de Nueva Esparta. El expresidente de la Cámara de Comercio, Puerto Libre y Producción de Nueva Esparta, Teodoro Bellorín, considera que sobre ese aspecto hay bastante tela que cortar y coser, por lo que espera que el debate sea mucho más profundo y no superficial para determinar si el modelo es bueno o malo.

Dexcy Guédez // Corresponsalía lapatilla.com

“Evidentemente que es una zona económica especial tiene nombre a nivel mundial, porque son muchos los proyectos que se han dado, pero muy pocos lo que han surtido los buenos efectos”, expresó Bellorín.

Después del anuncio, la Comisión de Economía y Finanzas de la Asamblea Nacional de Nicolás Maduro, ha realizado dos sesiones en Margarita, la más reciente el pasado viernes, la cual estuvo presidida por Nicolás Maduro Guerra, el hijo homónimo del dictador.

Presente en la sala de conferencias de un hotel en Porlamar, donde se realizó la sesión, el expresidente de la Cámara de Comercio insistió en que existen estadísticas internacionales que reflejan el número de zonas económicas que han triunfado o se mantienen, pero son más las que se han perdido o no están en funcionamiento.

“Estamos frente a un entorno complejo y debemos ser muy cuidadosos con las expectativas. Cautela, prudencia, foco. Ojo con las sobreestimaciones. Ni tanto que queme al santo, ni tan poco que no le alumbre”, comparó el dirigente empresarial frente a las expectativas que ese anuncio ha generado entre algunos empresarios de la entidad.

Insistió que la experiencia mundial de las Zonas Económicas Especiales evidencia que han sido más los fracasos que los éxitos, según lo confirma el World Investment Report (WIR) con base en una encuesta aplicada en 120 Agencias de Promoción de Inversiones (API) de 114 países.

Conforme a esa medición, de las 5.400 zonas económicas especiales registradas, solo un 13% están en uso pleno, 22% de ellas en uso u ocupación suficiente, mientras que 47% entre algo subutilizada o algo vacante.

Teodoro Bellorín, expresidente de la Cámara de Comercio de Nueva Esparta

 

 

 

 

 

Nada nuevo

Para Bellorín, quien citó a varios especialistas en la materia, es importante conocer la historia, pues a su parecer el pasado no desaparece así porque así.

Recordó que el 6 de agosto de 1829, Simón Bolívar dictó un decreto de puerto libre para la isla de Margarita, en tanto que el 5 de agosto de 1967 se dicta el reglamento de la zona franca. El 8 de septiembre de 1967, el entonces presidente Rafael Caldera, inauguró la primera tienda de zona franca en Porlamar.

Además, el 8 de noviembre de 1974, siendo presidente Carlos Andrés Pérez, dictó el reglamento del puerto libre de Margarita. Igualmente, el 3 de agosto de 2000 fue promulgada la Ley del Puerto Libre del Estado Nueva Esparta y el 20 de julio de 2022, la AN oficialista anunció el proyecto de Ley de las Zonas Económicas Especiales.

Indicó que citó tales fechas para ratificar que desde el establecimiento de la zona franca, la entidad ha sido una zona económica especial que ha ido evolucionando hasta la aprobación de la Ley de Puerto Libre en el año 2000, la cual concede a Nueva Esparta un régimen especial liberatorio aduanero y un régimen tributario preferencial, hoy relegado y alterado en su aplicación.

“Por lo tanto, en nuestro caso, no se trataría de la creación de una zona económica especial, porque ya existe, sino de la ampliación de los incentivos que se aplicarán”, recalcó.

Margarita ante un nuevo escenario

Manuel Antonio Narváez, economista y exdirector de Planificación y Presupuesto de la Gobernación de Nueva Esparta

 

 

 

 

De acuerdo con el empresario, la Ley Orgánica de Zonas Económicas Especiales significa una nueva oportunidad para consolidar y avanzar aún más con el desarrollo socioeconómico de esta región insular, solo si logran establecer una clara hoja de ruta, en virtud de las ventajas preexistentes y los incentivos previstos en la ley para las nuevas inversiones, todo lo cual permitiría una mayor factibilidad para los proyectos.
“Pero, ¿esto es suficiente?, se pregunta Bellorín, quien sostiene que el turismo, al igual que el puerto libre, han sido motores importantes para el desarrollo del estado Nueva Esparta, pero no lo suficiente para el logro de un desarrollo integral mediante la convergencia de otros componentes de la actividad económica, y más aún cuando se plantea una mayor y sólida diversificación de la economía neoespartana.

Muy centralista

Para el economista Manuel Antonio Narváez, exdirector de Planificación y Presupuesto de la Gobernación de Nueva Esparta, el debate se torna interesante, pero se requiere dejar la frase recurrente y efectista.

“Podemos decir que hoy tenemos dos sistemas y dos leyes para la consolidación y avance de la economía regional. Los dos modelos deberían funcionar de manera separada e independiente, en la mayor armonía posible para prevenir y superar posibles desviaciones en su funcionamiento, como ha sucedido en los últimos años con el puerto libre”, explicó el experto.

Admitió que la Ley Orgánica de Zonas Económicas Especiales puede ser útil a los intereses insulares en función de incrementar las ventajas fiscales y arancelarias hoy vigentes en los términos como se plantean.

Empresarios destacan que desde la zona franca, Margarita es una Zona Económica Especial

 

 

 

 

Sin embargo, subrayó que se debe estar alerta sobre la existencia de amenazas latentes en las propias disposiciones de esa ley, tomando en cuenta el espeso centralismo y la limitada claridad que caracteriza al esquema de funcionamiento administrativo que en ella se instituye.

Sobre el particular enfatizó que llama muchísimo la atención que el Plan de Desarrollo de la Zona Económica Especial lo elabora la Superintendencia de la misma ZEE.

Igualmente, advirtió que la Autoridad Única de la Zona Económica Especial, al igual que la Autoridad Única Distrital, es designada por el mismo Nicolás Maduro, mientras que los proyectos de actividad económica son aprobados por los ministerios.

Respeto al federalismo

Narváez explicó que siendo Nueva Esparta una entidad federal descentralizada, según el artículo 4 de la Constitución de la República Bolivariana de 1999, consideran que aún se está a tiempo para hacer valer el principio del federalismo para que se flexibilice el rígido centralismo en el diseño de la Zona Económica Especial.

“Planteamos que en el decreto de creación de la Zona Económica Especial de Nueva Esparta, se designe como Autoridad Única a una persona que conozca y sea conocida en Nueva Esparta, y que tenga su residencia en la entidad, pero que además disponga de conocimientos valederos para encarar con eficiencia ese importante reto.