Operadores cambiarios en la frontera de Táchira exigen al régimen autorizar su funcionamiento

Casa de cambio en Cúcuta

 

El inicio de una nueva era en Colombia con la toma de posesión de Gustavo Petro como presidente de ese país, mantiene en expectativa a todos los sectores económicos de Táchira. Tal es el caso de los operadores cambiarios fronterizos, quienes fueron casi obligados por parte del régimen de Nicolás Maduro, a bajar sus santamarías desde el año 2015.

Por Luz Dary Depablos / Lapatilla.com

Jovanny Fernández, presidente de la Asociación de Operadores Cambiarios Fronterizos, considera que es hora de “frenar la fuga de divisas” por el estado Táchira, pues los venezolanos que cruzan diariamente a comprar bienes y servicios en Colombia, requieren de casas de cambio en Venezuela, donde puedan realizar estas operaciones de manera segura y formal.

Más de 20 casas de cambio de divisas cerraron hace siete años en la frontera de Táchira, como consecuencia de una serie de exigencias impuestas por parte del Banco Central de Venezuela, entre otras hacer operaciones sujetas al control cambiario, lo que representaba “un cierre técnico o quebrar de inmediato”, aseguró Fernández.

 

Jovanny Fernández, presidente de la Asociación de Operadores Cambiarios Fronterizos

 

El presidente de la Asociación de Operadores Cambiarios Fronterizos acotó que desde ese momento “se perdió la soberanía cambiaria” en el país, dejando a los cambistas colombianos con todo el control de este sector.

Por tanto, ve con esperanza una posible apertura, a fin de que permitan a las autoridades del BCV generar los mecanismos necesarios para nuevamente reabrir este tipo de operaciones en la entidad fronteriza.

Por tanto, están dispuestos a reanudar de manera inmediata sus funciones, además de ofrecer servicio de transacciones a través de las plataformas que manejen las nuevas monedas digitales.

Cabe destacar que la necesidad de mover la economía en el suroccidente de Venezuela “ha presionado a personas naturales y jurídicas no autorizadas, a ejercer cambio de divisas, generando un mercado irregular”, indicó Fernández.

En los alrededores del terminal de pasajeros de San Cristóbal circulan libremente cambistas ilegales sin ningún tipo de restricción por parte de los cuerpos de seguridad.