Para un grupo de economistas zulianos, Venezuela no está bien como dice el régimen de Maduro

Para un grupo de economistas zulianos, “Venezuela no está bien” como dice el régimen de Maduro

 

Un grupo de Economistas de la región realizaron un conversatorio sobre las perspectivas económicas del país para este año 2022. Allí desmintieron la tesis que pretende vender Maduro de que Venezuela se arregló.

Por Corresponsalía

Ezio Angelini, presidente de Fedecámaras-Zulia, dijo que es primordial que las autoridades resuelvan el ‘”rompecabezas político” que tiene a Venezuela detenida en los otros ámbitos de la vida nacional.

Para el líder de la cúpula empresarial es fundamental que la política permita a los actores sociales y económicos ir más allá de ellos, respetando las competencias de cada cual.

Angelino aseveró que desde la política se deben concentrar los espacios de poder en el país.

“Para que se generen las condiciones para que el empresariado, el comercio, el emprendimiento y los gremios puedan desarrollarse de manera asertiva y diseñar vías de crecimiento para la nación”.

Gustavo Machado, profesional de la ciencia económica, asegura que el país tiene una crisis coyuntural.

“La cual podemos resolver mediante la mera manipulación de variables macroeconómicas o tenemos una crisis estructural que comienza desde el ámbito económico y se traslada al ámbito social, como podemos recordar lo ocurrido en los hechos del Caracazo, y luego se traslada al ámbito político y cuya secuencia de solución es inversa”.

Rodrigo Cabezas, ex Ministro de Finanzas del presidente, Hugo Chávez, aseveró que los principales desequilibrios económicos y sociales continúan en la economía venezolana.

Para el también político estos desequilibrios, más allá de lo macroeconómico, es en lo económico-social.

“El hombre, la mujer es el objeto de la política económica para producir, consumir y distribuir, es un sine qua non”.

En tal sentido, Cabezas habla de la inflación como una de las primeras variables de estos desequilibrios económico-sociales:

«Pudiéramos tener la inflación más alta del planeta Tierra, y con una inflación de esa magnitud no puede trabajar la economía, porque, hay una terrible distorsión de los precios relativos y más cuando se observa que, en el corto plazo, el actual gobierno detenga el proceso inflacionario; continúa un déficit fiscal en el gobierno central entre 9 y 11% del PIB, este déficit, que se traduce en no tener todos los recursos para gastar, lo lleva a monetizar el déficit, esto es buscar en el BCV los recursos para financiar el gasto público” destacó.

 

Para un grupo de economistas zulianos, “Venezuela no está bien” como dice el régimen de Maduro