Historia de Asdrúbal Pereira, médico venezolano que reconstruye el rostro y la vida de sus pacientes

El Dr. Asdrúbal Pereira. Más de 10 años dedicado a su profesión, ayudando a cientos de venezolanos en una especialidad muy poco requerida en el país.

 

Asdrúbal Pereira, cirujano bucal y maxilofacial, supo, por circunstancias de la vida, que su padre había fallecido en Caracas cuando él tenía a penas 15 años. Para el momento se propuso estudiar la carrera de odontología y esto marcó el rumbo de su vida y de su exitosa carrera profesional para siempre.

lapatilla.com / Roy Andazol

Su progenitor era el gran amor de su vida, y el hecho de verlo pasar por duros momentos le llenó de muchas ganas para averiguar sobre las dificultades que padecen algunas personas por lesiones en su rostro y que sí existen soluciones para salvarlos.

Pereira es oriundo de un pequeño pueblo del estado Monagas, refiere que su ímpetu y entrega han sido caracteristicas que le han identificado. Su primeros pasos por el estudio de la especialidad le traían recuerdos muy fuertes por lo que vivió su padre, sin embargo, se destacó tanto hasta ser reconocido por la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho con una beca desde el año 2005 hasta el año 2009.

 

Su trabajo arduo le ha valido el reconocimiento de todos el gremio.

 

Nuevamente le tocaba enfrentarse a la ciudad de Caracas años despues, lugar donde realizó sus pasantías en el Hospital José Gregorio Hérnandez de Catia, en donde explica encontró una alta población de personas con fuertes padecimientos.

“Llegué de madrugada a ese hospital y yo tenía a penas 22 años. Fue un impacto muy fuerte, pero me llené de muchos conocimientos, no solo del manejo quirúrgico, sino del manejo humano”, explica.

Asdrúbal cuenta que se obsesionó demasiado con el estudio de la anatomía del cuerpo humano, en especial  la reconstrucción de las fracturas de la cara ocasionadas por traumatismos, y la cirugía ortognática para corregir las deformidades craneofaciales como los aumentos verticales y horizontales del maxilar y mandíbula.

El doctor tras años de esfuerzo viajó al Congreso Mundial de Cirugia Maxilofacial en 2013, que le permitió ser reconocido a nivel internacional. Hasta llegar el año 2019 en donde viaja a Cancún para el Congreso latinoamericano y posteriormente seguir sus estudios en Brasil en donde aprendió a realizar cirugias minimamente invasivas, una nueva modalidad de entrenamientos que le ha dado grandes frutos.

 

Pereira ha dictado cursos para la Sociedad Venezolana de Cirugía Maxilofacial.

 

“Cuando salí de mi zona de confort empecé a obtener resultados increíbles, los cirujanos nos acostumbramos a eso. Antes yo realizaba cirugias convencionales, ahora las invasivas. Es un giro de 360 grados, eso es lo que estamos haciendo actualmente”, comentó.

Sobre los tratamientos que más le solicitan sus pacientes, Pereira reveló que muchos casos son especiales, y aunque algunos son estéticos estar preparado para cualquier dificultad le llena de orgullo.

“Algunas veces los pacientes no pueden respirar, se cansan al correr, roncan de noche y tienen apnea del sueño. Ellos creen que es normal y resulta que por ejemplo eso tiene una solución”, detalló.

 

 

El cirujano sugiere a los más jovenes a tener mucha constancia y a buscar información sobre esta profesión.

“Estoy orgulloso de estar en Venezuela a pesar de todas las dificultades, quiero verla crecer y aquí poder ver crecer a mi hija”, cerró.

Aquí los increíbles trabajos que realiza: