“La razón porque Guardiola se fue del Barcelona”: la revelación del ex presidente del club catalán

Pep Guardiola salió del Barcelona en 2012 (Reuters)

 

 

Diez años después, Sandro Rosell volvió a negar haber sido el culpable de la marcha del entrenador catalán de la entidad.

Por infobae.com

El técnico catalán Pep Guardiola marcó una etapa dorada en su paso por el FC Barcelona. En el club azulgrana dio sus primeros pasos como entrenador en la élite del fútbol después de la decisión del presidente Joan Laporta, a mediados del 2008, de destituir al holandés Frank Rijkaard y ascender a su compatriota, que en ese momento estaba haciendo un gran papel con el FC Barcelona B.

A partir de allí la institución vivió un radical cambio futbolístico, sobre todo en su estilo de juego (apostando a jóvenes promesas como Busquets, Xavi, Iniesta y Messi, entre otros), el cual lo llevó a cosechar hasta 14 títulos en los cuatro años que permaneció en el club.

Sin embargo, la determinación que tomó en abril del 2012 de no continuar ligado a la entidad despertó todo tipo de incógnitas. El técnico alegó a un desgaste normal entre las partes, mientras que los medios locales aseguraban que había un problema político detrás. Ahora, 10 años más tarde, Sandro Rosell, ex presidente que vivió en carne propia su salida, se defendió de esas versiones.

Sandro Rosell asumió como presidente del Barcelona en 2010 (Reuters)
Sandro Rosell asumió como presidente del Barcelona en 2010 (Reuters)

 

“No es verdad”, respondió el ex presidente entre 2010 y 2014 sobre las versiones que aseguraban que él había sido el culpable de la salida del técnico catalán, en diálogo con El Periódico.

“Guardiola puso fin a su etapa en el banquillo del Camp Nou por problemas con los jugadores y no por diferencias conmigo o con la Junta Directiva del FC Barcelona. Lo han explicado por activa y por pasiva tanto Guardiola como los jugadores”, afirmó.

“Pep se fue por una discusión con los futbolistas. Por un problema que había en el vestuario. No me gusta que nos acusen de eso y se olviden de nuestra gestión, que fueron de los mejores de la historia del Barça durante mis cuatro años al frente del club”, añadió.

Ésta explicación hace referencia a las informaciones que salían a la luz durante los primeros meses del 2012, cuando la renovación del entrenador parecía haberse estancado.

Guardiola y Laporta compartieron un año en el FC Barcelona (AFP)
Guardiola y Laporta compartieron un año en el FC Barcelona (AFP)

 

Por ese entonces se vivía un clima hostil en los despachos. Laporta le cedió el mando a Rosell en 2010 y éste había iniciado una investigación a la junta anterior. En ese contexto, Guardiola llegó a posicionarse a favor del dirigente que supo darle la oportunidad en el primer equipo.

“Laporta está sufriendo mucho y no se lo merece. No se merece ir a los tribunales, le tengo mucho afecto. Me escogió para entrenar al Barcelona. Agarró el club en una situación precaria y le debemos mucho porque hizo cosas extraordinarias. Espero que la gente reflexione. Mi estima por ellos es infinita y me siento triste”.

Posteriormente la prensa española comenzó a especular sobre una condición que habría pedido Guardiola para renovar y que finalmente no terminó llevándose a cabo. El técnico culé habría exigido que a cambio de su firma se retirara la demanda impuesta a Laporta y su junta directiva, algo que finalmente no sucedió.

Rosell y Bartomeu gestionaron el club entre 2010 y 2020
Rosell y Bartomeu gestionaron el club entre 2010 y 2020

 

 

Al mismo tiempo, Rosell explicó a El Periódico que sus cuatro años (2010-2014) en el mando fueron los mejores: “En títulos de las secciones, en dineros ganados, en patrimonio creado, en función social, en la Fundación…Los datos objetivos de mi gestión están publicados y auditados en la web oficial del Barça”.

Además consideró que ese período, sumado al de Josep María Bartomeu (ex vicepresidente que terminó tomando el mando tras la salida de Rosell) fue la mejor década: “Del 2010 a 2020 incluida la pandemia, se dieron los mejores años de la historia del club”.

Por último también dio su opinión sobre la marcha de Lionel Messi: “Ha sido el mejor jugador de la historia. Obviamente del Barcelona, pero también de la historia del fútbol. Pero el Barça está por encima de Messi. No sé si me lo hubiera quedado. Es muy difícil decidir qué hacer cuando eres presidente del Barça, siempre hay una decisión más compleja que la del día anterior”.