Viruela del mono: médicos británicos describieron nuevos síntomas

Foto: Cortesía.

 

Una nueva preocupación se cierne sobre los científicos y médicos que están abocados a estudiar la enfermedad de la viruela del mono que afecta a los humanos. El primer estudio sobre casos del actual brote en el Reino Unido arrojó diferencias importantes en los síntomas de los pacientes con respecto a los observados en brotes anteriores en otras partes del mundo.

Por Infobae

El estudio, publicado en la revista The Lancet Infectious Diseases, analizó a 54 pacientes que asistieron a clínicas de salud sexual en Londres, Reino Unido, y fueron diagnosticados con viruela del mono durante un período de 12 días en mayo de 2022.

Los hallazgos sugieren que los pacientes de esta cohorte tenían una mayor prevalencia de lesiones cutáneas en el área genital y anal y menor prevalencia de cansancio y fiebre que en casos de brotes de viruela símica previamente estudiados. Con base en los hallazgos de este estudio, los autores sugieren que se revisen las definiciones de caso actuales para “casos probables” de viruela del simio para ayudar a identificar mejor los futuros casos.

La viruela del mono, una enfermedad viral generalmente relativamente leve que es endémica en varios países de África occidental y central desde hace 50 años, ha causado más de 5.500 nuevos casos en el mundo y una muerte fuera de esas áreas, desde principios de mayo. Los casos también han aumentado en los países donde se suele propagar, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Actualmente, el Reino Unido y varios otros países están viendo un rápido aumento en los casos de viruela del mono entre las personas que asisten a las clínicas de salud sexual, sin vínculos aparentes con países donde la enfermedad es endémica. Este estudio genera un diagnóstico novedoso dentro del entorno de salud sexual, lo que respaldará la búsqueda de casos y la atención clínica en el futuro”, afirmó el doctor Nicolo Girometti, del Chelsea & Westminster Hospital NHS Foundation Trust, que pidió que las definiciones de casos deben revisarse para evitar que se pasen por alto, particularmente porque la viruela del mono puede “imitar” otras infecciones de transmisión sexual (ITS) comunes como el herpes y la sífilis. El estudio también encontró que una cuarta parte de los pacientes con viruela del mono eran VIH positivos y una cuarta parte tenía otra ITS.

Los investigadores recopilaron datos de pacientes con viruela del mono en cuatro centros de salud sexual en Londres. Los investigadores registraron datos sobre el historial de viajes, el historial sexual y los síntomas clínicos de cada paciente. A las personas diagnosticadas con viruela del moo se les aconsejaba sobre las medidas de aislamiento y posteriormente se les evaluaba regularmente a través de controles telefónicos de bienestar.

Los 54 pacientes observados en este estudio representan el 60 % de los casos informados en el Reino Unido durante el período de estudio de 12 días en mayo de 2022. Todos los pacientes de la cohorte, excepto dos, no sabían haber estado en contacto con un caso conocido y ninguno informó viajes al África subsahariana, sin embargo, muchos habían visitado recientemente otros países europeos. Todos los pacientes se identificaron como hombres que tienen sexo con hombres y tenían 41 años en promedio.

El 90% de los pacientes que respondieron a las preguntas sobre actividad sexual (47/52) reportaron al menos una nueva pareja sexual durante las tres semanas previas a la consulta. Casi todos (49/52) informaron un uso inconsistente del preservativo o condón en este mismo período de tiempo.

Más de la mitad de los pacientes (29/52) tuvieron más de cinco parejas sexuales en las 12 semanas previas al diagnóstico de viruela del mono. Los pacientes eran todos sintomáticos y presentaban lesiones cutáneas. El 94% (49/52) de los pacientes presentaba al menos una lesión cutánea en la piel genital o perianal. La mayoría de los pacientes tenían una enfermedad leve y se recuperaron durante el aislamiento en el hogar, pero 5 personas requirieron ingreso hospitalario debido al dolor o la infección de las lesiones cutáneas.

Todos mejoraron y fueron dados de alta con una mediana de siete días de ingreso hospitalario. “El síntoma comúnmente observado de lesiones en la piel en las áreas del ano y el pene, y el hecho de que una cuarta parte de los pacientes dieron positivo para gonorrea o clamidia al mismo tiempo que la infección por viruela del simio, sugiere que la transmisión del virus de la viruela del simio en esta cohorte es que ocurre de cerca de piel a piel, por ejemplo, en el contexto de la actividad sexual”, afirmó la doctora Ruth Byrne, del Chelsea & Westminster Hospital NHS Foundation Trust. “Sin embargo, este hallazgo puede estar sesgado por el hecho de que somos proveedores de salud sexual y, por lo tanto, es posible que no refleje la transmisión en la población en general”.

Byrne agregó: “Es posible que en varias etapas de la infección, la viruela del mono pueda imitar las ITS comunes, como el herpes y la sífilis, en su presentación. Es importante que los médicos y pacientes de salud sexual sean conscientes de los síntomas de la viruela del simio, ya que un diagnóstico erróneo de la infección puede impedir la oportunidad de una intervención adecuada y la prevención de la transmisión posterior. Se requieren urgentemente recursos adicionales para apoyar los servicios en el manejo de esta condición”.

El estudio también observó diferencias importantes en las características clínicas de esta cohorte en comparación con casos anteriores informados de brotes anteriores en otros países. Una menor proporción de pacientes en esta cohorte informaron sentirse débiles y cansados y/o tener fiebre que en estudios sobre casos en brotes anteriores. Además, el 18 % (10/54) de los pacientes de esta cohorte no informaron ningún síntoma temprano antes de la aparición de las lesiones cutáneas.

Girometti indicó: “Dada la ruta sugerida de infección a través del contacto durante la actividad sexual y la cantidad de hallazgos clínicos que difieren de las descripciones anteriores, sugerimos que las definiciones de casos que actualmente detallan síntomas como enfermedad aguda con fiebre deben revisarse para adaptarse mejor a la situación actual”. hallazgos, ya que al menos uno de cada seis de esta cohorte no habría cumplido con la definición actual de ‘caso probable’”. Los autores reconocen algunas limitaciones de este estudio, principalmente su naturaleza observacional y retrospectiva.

Además, los datos están sujetos a sesgos de selección, ya que la orientación actual y los materiales de promoción de la salud solicitan la realización de pruebas de viruela símica en personas sintomáticas que se autodefinen como HSH. Los autores advierten que sus hallazgos podrían no ser representativos del brote general. Advierten que es importante permanecer alerta ante la posibilidad de que se propague a otros grupos y al mismo tiempo equilibrar la promoción de la salud dirigida a grupos desproporcionadamente afectados por el brote actual.