Qué es la “mentalidad de crecimiento” y cómo te puede ayudar a sentir más placer sexual

Kim Cattrall, Kristin Davis, Sarah Jessica Parker y Cynthia Nixon o Samantha, Charlotte, Carrie y Miranda de “Sex and the City”.

 

 

 

En un episodio memorable de la serie de televisión “Sex and the City”, Carrie admite estar completamente enamorada de su nuevo novio, Jack Berger. “Todo es fresco, todo es una novedad, todo es un juego previo”, dice.

Por BBC Mundo

“Incluso un viaje a Bed Bath & Beyond (una tienda) puede ser exultante… Y, por supuesto, esos primeros besos son los mejores del mundo”.

Las dos primeras veces que tienen relaciones sexuales, no obstante, Carrie encuentra la experiencia claramente decepcionante.

“Déjalo”, le aconseja Samantha a Carrie.

El episodio, cuyo título era “Grandes sexpectativas”, llamó la atención de la psicóloga Jessica Maxwell, profesora titular de psicología en la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda.

“Me tomó por sorpresa que los personajes asumieran que el sexo debería ser relativamente fácil y que estuvieran tan dispuestos a tirar la toalla en una relación si el sexo es malo”, dice.

Sin embargo, sus conversaciones con sus amigos indicaron que muchas personas en la vida real adoptan la actitud de Samantha.

Eso llevó a Maxwell a investigar las formas en que nuestras creencias pueden influir en nuestras relaciones íntimas a corto y largo plazo.

Por un lado, está la “mentalidad de crecimiento sexual”, la creencia de que la satisfacción requiere esfuerzo y trabajo. Por otro lado, está la “mentalidad de destino sexual”: la idea de que la compatibilidad natural entre las parejas sexuales es el factor clave que permite a las parejas mantener la satisfacción sexual, lo que significa que cualquier esfuerzo en una relación sexual puede indicar que la relación está destinada al fracaso.

En una serie de estudios, Maxwell descubrió que estas mentalidades pueden dictar la forma en que las personas enfrentan los problemas en el dormitorio, con enormes consecuencias para la calidad de sus relaciones.

Su investigación sugiere que al forjar “expectativas sexuales” más constructivas, todos podríamos disfrutar de una vida amorosa más saludable y feliz.

¿Destino romántico?

Los hallazgos de Maxwell se unen a un creciente cuerpo de literatura que examina los efectos de las mentalidades en muchas áreas diferentes de la vida.

Los estudios más famosos provienen de Carol Dweck en la Universidad de Stanford. En décadas de investigación, ha examinado si las personas creen que la capacidad académica es fija y no se puede cambiar, o si ven sus habilidades como algo que puede crecer con la práctica.

Para seguir leyendo, clic AQUÍ.