Inaesin considera vital construcción de una agenda sindical para mejorar condiciones de trabajadores venezolanos

 

Luego de cumplirse 64 años de la gesta libertaria del 23 enero que dio por concluida la dictadura de Marcos Pérez Jiménez el Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin) aprovechó la fecha para llamar a que el sindicalismo venezolano construya una agenda conjunta para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores, Asimismo los exhortaron a luchar por el objetivo de realizar elecciones en sus respectivas organizaciones durante el presente año.

A continuación el comunicado:

El 23 de enero, se conmemoró un año más del fin de la dictadura de Pérez Jiménez y del inicio de la era democrática. De 1958 a 1998, nuestro país vivió sus mejores años. En el caso de los trabajadores fueron muchos los avances en la legislación del trabajo y de la seguridad social, así como en los convenios colectivos, a la par de la consolidación del movimiento sindical pluralista y democrático. Lamentablemente, no existe punto de equiparación entre la pujante Venezuela de aquellos años y las ruinas de la Venezuela de hoy. Tampoco el sindicalismo es el mismo, pues son muchas sus carencias y debilidades.

No obstante, desde nuestra perspectiva, como institución de capacitación sindical, la tarea sigue siendo ayudar a comprender la realidad para contribuir con su transformación, incluidos los cambios del propio sindicalismo.

En ese sentido, en el año que se inicia, la agenda sindical debería priorizar la lucha concreta por mejorar las condiciones de vida de los trabajadores formales e independientes o emprendedores por cuenta propia. Insistir en la necesidad de derrotar la inflación y mejorar las remuneraciones. Incentivar los cambios que han permitido la leve recuperación de la actividad privada de modo que se generalice y se creen muchos puestos de trabajo productivo y bien remunerado. En la misma perspectiva debe mejorarse sustancialmente lo que se paga a los servidores públicos en todos los sectores y en particular en educación y en salud. Lo que hoy perciben dichos trabajadores no cumple con los requisitos previstos en la Constitución y en la ley para ser calificado como salario.

El movimiento sindical debe seguir exigiendo que se cumpla con las Recomendaciones de la Comisión de Encuestas de la OIT y se constituya una mesa tripartita con asesoría técnica de dicha organización, de modo que se garantice el equilibrio necesario entre los actores del dialogo.

Así mismo, con miras a canalizar adecuadamente la disputa por la representatividad de las organizaciones es indispensable que este año, respetando la autonomía e independencia de las mismas, se realicen las elecciones sindicales y los trabajadores decidan, mediante el voto universal, directo y secreto quienes deben ser sus dirigentes.

Desde el INAESIN ofrecemos todo lo que esté a nuestro alcance para colaborar en estos procesos que son indispensables para que volvamos a tener organizaciones sindicales fuertes y se garantice la mejor defensa de los derechos e intereses de los trabajadores.

Nota de Prensa