Cloacas desbordadas inundan calles de la UD 338 en Bolívar (FOTOS)

Las calles del sector Diamante están casi intransitables. Eso es lo que afirmaron los vecinos de esa comunidad, ubicada en la UD 338 de Puerto Ordaz, estado Bolívar. El olor putrefacto de las aguas negras que corren por las vía principales preocupan a los habitantes, quienes dijeron que hay personas con enfermedades respiratorias y en la piel.

Por corresponsalía La Patilla 

“Esto es horrible, de ahí de la calle salen sancudos y culebras, porque las cloacas están rebosadas y eso se ha convertido en un río. Cuando llueve es peor, porque las cloacas se meten dentro de las casas”, explicó Eloísa Hernández, una vecina del sector.

Carlos Abad Narváez, otro vecino de la comunidad, agregó que en 2015 el Gobierno inició un proyecto de construcción de una planta de tratamiento para las aguas servidas, pero jamás lo culminó.

“Aquí había un plan de viviendas que tampoco se concluyó. Lo de la planta de tratamiento es grave porque ahorita tenemos el colapso de las tanquillas, porque eso está empatado a una tubería que no tiene salida. Si esa planta funcionara, no existiera la laguna que tenemos en la calle, que parece más bien un pantano, un río”, dijo Abad Narváez.

Inseguridad desbordada

La inseguridad que ha derivado en una ola de robos durante los últimos siete días, es otro de los problemas que preocupa a las 950 familias que residen en Villa Diamante.

“No tenemos luz en los postes y salir después de las 6:00 p.m. es enfrentarse al hampa, porque en cualquier esquina te pueden robar. La semana pasada se metieron en casa de una vecina y, aunque llamamos a la policía, no llegaron. Así no se puede vivir”, contó Rosa Milán, otra residente.

Los ciudadanos aseguraron sentirse olvidados por los gobernantes. Mencionaron que el alcalde del municipio Caroní nunca ha pisado el sector y el recién electo gobernador, Ángel Marcano, solo recorrió una calle mientras estuvo en campaña electoral.