La matraca policial, el femicidio y la violencia infantil… el pan de cada día en Lara

La extorsión policial, el femicidio y la violencia infantil… el pan de cada día en Lara

 

 

 

 

El informe anual del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) en el estado Lara, registró una tasa de muertes violentas de 21.3 por cada 100 mil habitantes durante el año 2021.

Yanitza Martínez // Corresponsalía La Patilla

Este registro corresponde a las muertes por resistencia a la autoridad ubicadas en 5.7%, por encima de la de homicidio que fue de 5.2%. Asimismo, las muertes por averiguaciones se ubicaron en un 6.8% y las de desapariciones en 3.6%.

El coordinador del OVV, Carlos Meléndez, aseguró que las causas que propiciaron la tendencia baja fueron la ausencia del transporte tanto público, como privado, esto en las ciudades donde se concentra el delito, la falta de moneda local, más los procesos migratorios que generaron cambios sociales en el crimen, los cuales se aceleradon en pandemia.

Meléndez explicó que las tasas de violencia registradas en el año 2021 son el reflejo de la reducción de los delitos en Lara. Agregó que todo eso es resultado de la crisis socioeconómica que ha causado una reestructuración en las dinámicas delictivas.

Entre otras cosas, el sociólogo señaló que el robo a la propiedad privada dejó de concentrarse en urbanizaciones élites de la ciudad de Barquisimeto y se trasladó a viviendas en los sectores populares, donde roban o hurtan comida, bombonas de gas, bombas y tanques de agua.

Por otro lado, hubo una reducción en el robo en las calles de prendas, ropa, zapatos y celulares, lo que afectó de forma descendente el número de homicidios con intención de robo que eran los de mayor frecuencia en la región.

El 44% de las muertes por resistencia a la autoridad se registraron en la parroquia Ana Soto del municipio capital, Iribarren, mientras que las parroquias, Tamaca, Catedral y Unión, concentraron un 41% de muertes en manos de la fuerza pública en Barquisimeto.

La extorsión, a la orden del día

El OVV en su informe anual también registró los niveles de delito de extorsión policial en los barrios y zonas pobres de Barquisimeto, cuyos centros de generación de rentas fueron las bodegas, talleres mecánicos y mercados informales, donde se ve reflejada la matraca por parte de los cuerpos de seguridad del Estado, quienes haciendo uso de la fuerza y el uniforme cobran vacuna en moneda extranjera y hasta en mercancía, según el caso.

Violencia de género

14% de los hechos violentos ocurridos en el estado Lara durante el año 2021 correspondieron a violencia de género, señala el informe, dejando como saldo tres femicidios y 16 delitos de dicha índole en grado de frustración, distribuidos entre los meses; julio, agosto, septiembre, octubre y noviembre.

Estas cifras demuestran que este tipo de delitos no cesan en la región crepuscular. Las víctimas arropadas por el temor y desconfianza hacia los cuerpos de seguridad, optan por no denunciar, ya que los testimonios pueden ser desestimados y existe la posibilidad de que los agresores tomen represalias, como sucede en la mayoría de los casos.

Niños y adolescentes

Durante el año 2021, el 8% de los homicidios registrados en Lara fueron de niños. Casos derivadas por el género, la edad, la presencia de los padres en el hogar y la escolarización.

Sobre este punto particular, el coordinador del OVV en Lara resaltó que existe una homogénea precarización de las condiciones materiales de las familias en la entidad. El aumento de la jefatura del hogar a cargo de las mujeres ha provocado una sobrecarga en las labores del cuido, lo que desencadena la falta de atención por tener que salir a buscar los recursos para poder alimentar a los hijos.

Este tipo de violencia existe desde antes de la pandemia, sin embargo, en los dos últimos años ha aumentado su frecuencia siendo el trabajo forzoso, los abusos sexuales e intentos de suicidios los que más figuran en este sector.