La nueva Ford Bronco… una camioneta espectacular, una verdadera lástima (FOTOS)

 

 

 

 

El mundo automotor norteamericano está siendo sacudido por el más reciente producto de Ford Motor Company, que pretende seguir aprovechando la creciente e incombustible demanda por vehículos utilitarios, crossovers y todo terreno que ilumina al mercado en ese país desde hace rato. Combinar eso con la tan de moda tendencia “revival” y con un guiño hacia el muy activo segmento de los “restomod” y las cada vez más populares preparaciones independientes que numerosos especialistas proponen sobre la base de los más recordados productos del santoral yanqui ha inspirado a Ford, que se atrevió a desempolvar uno de sus más icónicos nombres, Bronco, que estuvo archivado durante el último cuarto de siglo.

La Ford Motor Company presentó al mundo este lunes 13 de julio la nueva Ford Bronco, lo que supone el regreso al mercado del deportivo utilitario en su sexta generación; oficialmente el renacer luego de 25 años de ausencia de la línea.

Contrario a lo que ha sido la norma en la industria automotriz en los últimos años, Ford motorizará la Bronco 2021 exclusivamente con propulsores a gasolina, sin ningún tipo de evidencia de unidades híbridas, ni eléctricas. Las Bronco estarán equipadas con par de motores EcoBoost: uno longitudinal de cuatro cilindros y 2.3 litros turbocargado de 270 caballos de fuerza y un V6 de 2.7 litros (sólo para las Wild Tracks y First Edition) doble turbo de 310 caballos; acoplados a dos transmisiones, una manual de siete velocidades y una automática de 10.

Todas las camionetas son 4×4 y cuentan con siete modos de manejo: Normal, Eco, Sport, Slippery (resbaloso) y Sand (arena); además de Mud/Ruts (superficies pantanosas) y Rock Crawl (superficies de piedra), últimas dos opciones con caja de “recorte” (baja o mocha para los criollos).

Con cerca de 200 accesorios opcionales y la capacidad de quitar techo, paneles y puertas, las configuraciones de la nueva Ford Bronco parecen infinitas. Los del óvalo azul introdujeron tres versiones del modelo la Ford Bronco Sport, que se asemeja a una SUV Ford Escape y la Bronco de dos y cuatro puertas. A su vez, cada versión cuenta con hasta cinco niveles de equipamento.

La Bronco podrá adquirirse en los niveles: Base, Big Bend, Black Diamond, Outer Banks, Bad Lands, Wild Tracks y First Edition. En tal sentido, Ford asegura estar “intentando algo nuevo” con la Bronco y, en vez de solamente adquirir un vehículo, invita a los compradores a “construir el Bronco correcto” enfocados en las actividades al aire libre del comprador y a través del seguimiento de cuatro pasos en una amplia elección de las opciones de fábrica basándose en los siete niveles presentados.

Ford te pedirá seleccionar el modelo según: tus intereses al aire libre, motor y caja, niveles de confort y entretenimiento y equipamiento funcional como techos cauchos y accesorios

Desde el nivel “Base” se podrá adquirir lo necesario para las exigencias del comprador, añadiendo elementos desde un punto, llegando a la opción “First Edition”, edición limitada a 3.500 unidades de las que ya se están recibiendo pedidos… como un Ferrari (sólo para los que vieron la película).

 

 

 

 

 

Una verdadera lástima

 

 

 

Ford Motor de Venezuela evaluó brevemente incorporar el “bronquito” original a su portafolio de ensamble local en Valencia, allá por 1966, pero finalmente eligió armar el Mustang. En nuestro país tuvimos que esperar hasta 1989, cuando el crack cambiario que puso en crisis a la industria automotriz venezolana aconsejó a Ford Motor de Venezuela expandir el portafolio de Serie F, ensamblando el Ford Bronco Custom con motor L6 y tracción 4×2. Ya en 1991 el feedback de los concesionarios aconsejó a la empresa agregar una versión de lujo llamada “25 Aniversario” y su éxito recomendó seguir ampliando la gama con la oferta del motor V8 302 con inyección, añadiendo la posibilidad de solicitar tracción 4×4 y sumando versiones desarrolladas para las condiciones de nuestro mercado, como Flash, Gran Sabana, Guía y Elite. Todas recibieron una calurosa acogida, que permitió ensamblar en total 31.280 unidades entre el último trimestre de 1989 y el tercer trimestre de 1995, cuando se preparó un último stock de Bronco que ya a mediados de 1996 se había agotado.

En Venezuela el Ford Bronco -además de muy popular- resultó muy icónico al punto de establecerse como símbolo de estatus del momento. Tan icónico fue, que nuestra industria televisiva no dudó ni un instante en asociar al recientemente desaparecido actor marabino Daniel Alvarado con una flamante y lujosa Bronco Elite V8 4×4 valenciana cuando éste encarnó al político Calixto Maldonado en la telenovela “El perdón de los pecados”, que comenzó a transmitirse en 1996 cuando una Bronco bien pulida y equipada era el producto más deseado por el venezolano pudiente en la época de la crisis bancaria, el chiripero y demás eventos nacionales. Es decir, en los últimos días del “cuando éramos felices y no lo sabíamos”.

¿Qué tan relevante fue el Bronco para el mercado venezolano? En EE.UU. el Bronco se vendió a razón de unas 32.000 unidades anuales entre 1992 y 1996. En nuestro país (cuyo mercado total en esos días rondaba las 160.000 unidades anuales) Ford Motor de Venezuela, colocó 31.280 unidades en algo más de cinco temporadas, lo cual significa un promedio/año superior a 6.000 unidades. Esos números otorgaron al Bronco un fuerte peso comercial e industrial en la actividad de Ford Motor de Venezuela en los ’90 y hoy aconsejan aprovechar el buen recuerdo que se tiene del emblema en nuestro país para ofrecer a sus clientes la posibilidad de obtener uno de estos nuevos y excitantes Bronco 2021 a través de la colocación de un pedido especial que podrá ser atendido a partir del próximo año.

Es una verdadera lástima el momento histórico que vive la nación, cuando el mundo avanza a pasos agigantados a pesar de la pandemia, estamos lejos de soñar en observar la planta de Ford Motor de Venezuela produciendo o importando alguna unidad… aquellas que veremos rodando, sin duda alguna, por nuestra geografía en un futuro; creando la inmensa duda de si es un dinero bien habido.