Barragán: Es evidente el daño ocasionado a la oposición por el diálogo incondicional de República Dominicana

Diputado Barragán

“Mal pueden quejarse los diligenciantes del diálogo, conversatorio, negociación o lo que fuere que haya ocurrido en República Dominicana, pues los resultados concretos y regresivos para la oposición se hacen patentes con las decisiones adoptadas por la tal constituyente”, aseveró el diputado Luis Barragán, integrante de la fracción parlamentaria 16 de Julio.

“A nadie puede sorprenderle que esa suerte de congreso permanente del PSUV, pretenda hacer y deshacer contra un país hundido en la espantosa crisis que no tiene precedentes en el mundo, por el deliberado esfuerzo destructivo de una dictadura de cúpulas bien saciadas y divertidas que fueron capaces hasta de quebrar la industria petrolera. Sin embargo, este socialismo demoledor, voraz y enfermizo nunca podrá quebrar espiritualmente a los venezolanos que le resisten heroicamente desde el más modesto de los hogares asediados por el hambre, la censura y la violencia, porque están dispuestos a andar el camino de libertad y de la definitiva liberación de un totalitarismo que no alcanzará a desgarrarles el corazón”.





Agregó el parlamentario de Vente Venezuela: “Los más ingenuos hicieron causa común con los más cómplices y, creyéndose una suerte de Kissinger camino a Pekín por encargo de Nixon, confundieron a Quisqueya con China. Poderosa ilusión óptica, es una necedad que se digan sorprendidos por la inhabilitación de los partidos que se sentaron en la mesa incondicional del diálogo, porque sabían que la dictadura les incumpliría como ellos incumplieron con la dictadura al concurrir a los comicios municipales a través de partidos y tarjetas interpuestos, como si nadie lo hubiese advertido”.

Comentó el diputado Barragán: “Luce obvio que los auto-nombrados negociadores que dijeron representar a toda la oposición tampoco tienen las dotes, el talento y las características que dijeron tener para tal empresa que, fallida, pone en tela de juicio la capacidad real de una dirigencia que en lugar de entender y respetar a los otros sectores que se negaron, coincidieron directa e indirectamente con el régimen en una absurda, grosera y sistemática descalificación, a todas luces inútil”.

Acotó finalmente que “así les paga el diablo, sobre todo cuando hay más de incapacidad que de complicidad para la negociación”.

Nota de prensa