Simón Andarcia: El madurismo nos robó la alegría navideña

Foto: El coordinador del Movimiento Libertad, Simón Andarcia / Prensa
Foto: El coordinador del Movimiento Libertad, Simón Andarcia / Prensa

 
La gestión irresponsable de Nicolás Maduro y su combo tiene sumida a Venezuela en un deterioro progresivo que acabó con las reuniones familiares, las compras decembrinas, el compartir entre amigos y la alegría que los venezolanos experimentaban en las navidades, así lo indicó el coordinador del Movimiento Libertad, Simón Andarcia, que culpa al madurismo por “convertir una nación de gente alegre en un país de personas que viven pensando cómo sobrevivir un día más”.

Detalló que muchos venezolanos vivirán estas festividades navideñas y de año nuevo con nostalgia, porque “la diáspora de ciudadanos que se marcharon a otros países buscando mejores oportunidades nos deja cientos de familias divididas, con padres que no pueden abrazar a sus hijos y amigos que no se pueden reencontrar para un abrazo”.

El dirigente opositor del estado Bolívar responsabilizó de esta situación al presidente Maduro, porque “fue su gestión la que generó las peores condiciones económicas del mundo, obligando a muchos jóvenes profesionales a buscar su vida fuera de nuestras fronteras”.





Lamentó que “Venezuela dejó de ser un país exportador de petróleo, para exportar talento humano, jóvenes profesionales que se formaron en nuestras universidades y que por la falta de oportunidades se fueron del país y ahora son productivos para otras naciones”. Recordó que nadie puede preferir vivir como inmigrante, por lo que quienes se van lo hacen porque se sienten obligados a buscar “mejores ingresos, mayor estabilidad, más seguridad, y todas las demás garantías que el Estado debería proveerles”.

Andarcia comentó que las dificultades económicas en las que el madurismo metió a Venezuela también afectan las festividades de los venezolanos, porque “en el pasado un trabajador podía comprar un carro, una casa o hacer una gran inversión con sus utilidades, pero ahora no le alcanza ni para pagar la cena navideña”.

“¿Cómo puede una familia pensar en hacer hallacas, pan de jamón o ensalada cuando no tienen ni para comer tres veces al día?”, preguntó el dirigente político.

Destacó que esta situación de crisis ya no es exclusiva de las zonas de bajos recursos, porque cada vez son más las familias que ven desmejorada su calidad de vida debido a la inflación, al punto en el que “la clase media venezolana está llena de ciudadanos con casas grandes que no tienen como mantener, con vehículos parados porque no los pueden reparar, y con neveras vacías porque no alcanza el dinero para comprar comida”.