Enamórate de Buenos Aires a primera vista

tango_5863_570x

Los porteños la llaman la ciudad de los cien barrios, pero en realidad son 47 los que ocupan las 20.000 hectáreas de suelo que responden al nombre de Capital Autónoma de Buenos Aires. ¡Un chorro de metros! Más que suficientes para descubrir una ciudad vibrante y colorista, capaz de guardar un rincón favorito para cada estado de ánimo. Desde las populares calles de la Boca, tan tabernario y marinero, hasta los suntuosos portales de Recoleta o Belgrano, hay miles de razones para enamorarse de la ciudad a primera vista. Traveler.es

 

1. EL CLIMA. Siempre a la contra y siempre generoso. Si viajas en invierno, el verano austral animará tus noches con una suave canción de buganvillas y tormentas, si lo haces en verano, el inconfundible aire del hemisferio sur, con días de sol radiante, refrescará tus ideas. Lo hagas como lo hagas, siempre te resultará apetecible.

2. EL ACENTO. O la tonada, que dicen ellos. Esa candencia molona que no llega a ser empalagosa y que anda plagada de pausas por donde se cuela la perpetua sonrisa burlona de los porteños. Esas elles arrastradas hasta el infinito que sí, no pueden dejar de resultar tremendamente atractivo.

3. LA PLAZA DEL DOS DE MAYO. Imposible obviar el mayor emblema de la historia reciente de Argentina. Desde las manifestaciones de apoyo a Perón hasta las quejas de los ex combatientes de las Malvinas. Eterna gracias a las madres de la Plaza que todos los jueves siguen reclamando la historia de sus desaparecidos.

Playa del Dos de Mayo

 

4. LOS VIEJOS CAFÉS. Perfectos para marcarse una ruta y recorrer lo mejor de la ciudad a golpe de cafeína o de unas cuantas Quilmes. Encanto porteño en estado puro, maderas de otro siglo, luces ambarinas y una extraña sensación de complicidad… No te pierdas el Café Rivas, en San Telmo, La Ideal, con su fantástica decoración Art Nouveau, el aristocrático La Biela, en Recoleta, el popular y poco conocido Café Roma, en la Boca, o el Tortoni, sin duda el más representativo de la ciudad.

5. LA ORQUESTA EL AFRONTE EN SAN TELMO. Deja que sus notas inconfundibles animen tus garbeos por el mercadillo dominguero más famoso de BA. Desgarro irónico y tanguero y mucho buen rollo para disfrutar de tus compras de artesanía o regalarte una pausa en cualquiera de sus animadas terrazas.

6. LAS GRANDES AVENIDAS. Enormes, empezando por la del 9 de Julio con el Obelisco por bandera y 140 metros de anchura, perfecta para practicar el jogging en los pasos de cebra. No dejes de tomar un helado nocturno en Corrientes, rebuscar una ganga en los outlets de Córdoba o disfrutar del horizonte en Santa Fe.

La gran avenida del 9 de julio

Para leer más, pulse aquí