Cargos extra irritan a los viajeros

aeropuerto

Los cargos que aplican las aerolíneas por pagar con tarjeta son los que más molestan a los consumidores según una encuesta realizada por el comparador de precios de viajes trabber.com.mx.  En  segundo lugar de ?los cargos más irritantes? se coloca la facturación de la primera maleta.

Eluniversal.com.mx

De una escala de 0 a 10, siendo 10 una ‘extrema molestia’, los cargos que algunas de las aerolíneas aplican en sus páginas web a la hora de reservar vuelos con tarjeta de crédito o débito alcanzan 9.27 de calificación. El segundo cargo que más enfado produce es el de facturación en bodega de la primera maleta, con una puntuación de 8.11.

“Son resultados lógicos. En casi ningún sector se cobra por el pago con tarjeta de un producto o servicio. Para colmo cada aerolínea aplica diferentes criterios en este cargo, dependiendo de si la tarjeta es de crédito o débito, si el viaje es internacional o nacional y si se trata de Amex, Visa, etcétera. Las aerolíneas deben buscar la forma de eliminar o negociar la forma de no aplicar este coste al usuario” explica Óscar Frías, CEO de trabber.com.mx

En los resultados de sus comparaciones de precio, el sitio muestra los costos que tiene la compra de un boleto, según el pago por tarjeta, tanto en las web de aerolíneas como de agencia de viajes online. También informa de los cargos que cada aerolínea aplica a la facturación de la primera maleta, de forma que se sepa desde el comienzo el precio final del vuelo que le interesa.

Cargos generalmente aceptados por los viajeros

Entre los cargos frecuentemente aplicados por las aerolíneas que se sitúan en la posición media de este ranking están los relacionados con la selección de asientos, cambios de fechas/horarios de vuelo o el uso del wifi a bordo (aún poco extendido), considerados como bastante molestos, pero sin llegar a los niveles de los anteriores.

Los que menos molestan al viajero o que han sido ya aceptados están el pago por la comida o bebida a bordo, las segundas maletas o transportes especiales como equipamiento deportivo, esquíes o mascotas.