Crónica Parlamentaria: Diferencias superadas

La revisión de la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), por parte de los diputados de la Mesa de la Unidad (MUD), no fue fácil.

Janet Yucra M.

La reunión comenzó el pasado 9 de enero, a las 10 de la mañana, antes que la presidenta del TSJ, Luis Estella Morales, lanzara ese “bodrio”, como lo calificó ayer el parlamentario Alfonso Marquina.

La sede de AD se llenó de carros y de parlamentarios, más de 50, además de los suplentes. Allí escucharon a la magistrada y luego
iniciaron el debate, para saber cómo pronunciarse, ante semejante decisión “vinculante”.

El encuentro fue a puertas cerradas, pero se escucharon gritos, discusiones, discursos destemplados. La razón, según se conoció, es
que había criterios encontrados acerca de cómo enfrentar la decisión del TSJ. Hubo quienes querían desconocerla de una vez y otros que preferían “dejar pasar”, porque “ahora tendrán que enfrentar los problemas del país”. Ante el consejo de los asesores de hacer un
pronunciamiento “preliminar” y estudiar la sentencia más a fondo, las aguas se calmaron y los parlamentarios acordaron que se volverían a reunir, pero el propio jueves 10 de enero.

También coincidieron en que tenían que dejar sentada la petición de la bancada de que se hiciera la sesión solemne, para la  juramentación. De allí que, antes de la rueda de prensa conjunta, una comisión conformada por María Corina Machado, Carlos Berrizbeitia, Oscar Ronderos y José Manuel González, acudiera a la oficina de Diosdado Cabello, para hacer la petición formal.
“Si el Presidente no se presenta a la juramentación se procede a declarar su ausencia temporal y se tendría que juramentar al
Presidente de la Asamblea, es lo que establece la Constitución”, insistió Machado.

Por su parte, diputados de la Causa R también se pronunciaron, para decir que la sentencia es “un exabrupto jurídico”. Las diferencias
fueron superadas en aras del “momento delicado que vive el país” y decidieron hacer el llamado conjunto a tomar acciones pacíficas.